El centro de Sevilla se convierte en un plató a la espera de Tom Cruise y Cameron Díaz