"Siempre hay nervios"