Silvia Abascal, intervenida con éxito de la malformación cereberal que padece