Sinde y De la Iglesia, juntos