Profanan la tumba de Murnau, director de Nosferatu, y roban su cabeza