Susan Graham dice que interpretar a Ifigenia es como hacer dos meses de psicoterapia