Taylor Swift, ¿de nuevo enamorada?