El Teatro Real rinde homenaje a un mago de la música de cine, John Williams