Los Teatros del Canal se aprietan el cinturón pero mantienen su oferta para todos