Tiger Woods, el famoso más tacaño