Las calles de Buñol se tiñen de rojo en la primera 'Tomatina' de pago