Se abre el primer 'tuit hotel' del mundo