Estados Unidos trabaja para "ser un buen socio" de Latinoamérica, según el asesor de Obama