Valladolid redescubre al ilustrador de las mil pesetas y telonero del Teatro Real