Vargas Llosa evoca a Madrid como la ciudad donde decidió ser escritor