Vargas Llosa recibe el calor de Perú en la capital sueca