Voces femeninas para historias de alto voltaje abren el concurso de Cannes