Vol-Ras celebra su trigésimo aniversario con SGAG, un montaje con mucha agua