Houston, vida y destrucción