Woody Allen no cree que cualquier tiempo pasado fuera necesariamente mejor