Woody Allen comienza a rodar la película en la que participará Carla Bruni