XV Salón del Manga, mucho más que cómics y lolitas