La actriz Margot Robbie se negó a perder peso para su último papel