Banksy denuncia el turismo invasivo de Venecia con su nueva performance