Una brillante bola de fuego ha volado sobre Sevilla y Cádiz