Algo bueno nos dejó la Guerra Civil