El calvario de las modelos, a la luz