Un enorme castillo hinchable invade el Museo Nacional de Arte de Cataluña