Querían castrar y matar a Justin Bieber