El fotobomb se cuela entre las celebrities