El cine a 3,50, un argumento que gusta a los espectadores