La "ciudad de la samba" vive sus días más frenéticos previos al Carnaval