El concierto sorpresa de Alejandro Sanz costó a los madrileños 39.920 euros: casi 13.000 por canción