'Lo dejo cuando quiera', humor sin censura