Sin el descubrimiento de América, el español sería la 27ª lengua del mundo