Una compañía española deslumbra en Lima con un espectáculo de fantasía y modernidad