El director del Festival de San Sebastián dice que se puede hacer un gran certamen