Un libro documenta la corta pero intensa amistad entre Paul Klee y Franz Marc