El cómic encuentra su mejor aliado en la Feria del Libro de Madrid