Eres más fuerte de lo que crees: el mensaje que cobra fuerza este 8M, danza incluida