El escritor griego Petros Márkaris dice que la novela negra "es la más religiosa del mundo"