Las esculturas de Jaume Plensa se fusionan con el paisaje de Yorkshire