El cine español rejuvenece en Nantes, templo de la cinefilia en Francia