Una exposición de Balenciaga, la segunda más vista del Bellas Artes de Bilbao