Una exposición exalta la catequesis iconográfica del Siglo de Oro español