"Para fusionar, primero tienes que saber de dónde vienes", dice Antonio Carmona