El gobierno catalán declara la sardana de interés nacional