El Reina Sofía cuenta con un plan de emergencia para salvar el Guernika en caso de incendio