Harvey Weinstein, ingresado en el hospital cuando era trasladado a prisión