Una histórica edificación fue la pasarela de los desfiles de moda en Río de Janeiro